Publicidade

Ourense Termal


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Las ventajas del software libre para la empresa

PUBLICADO O 22 DE SETEMBRO DE 2017 · (0)



BáRBARA ROMáN · CONSULTORA ESTRATéGICA DE TECNOLOGíA LEGAL


Uno de los refranes más utilizados es aquel que dice “a veces lo barato sale caro” y que suele aplicarse a la toma de decisiones, también empresariales, basadas únicamente en el precio de un producto o servicio sin tener realmente en cuenta otros factores, como su calidad, qué nos va a ofrecer o los problemas que nos va a resolver. 

Sucede de forma casi automática: una empresa necesita renovar su equipo informático y compra X pc/portátiles con Windows y Microsoft Office, sin considerar siquiera otras opciones. En la web de Microsoft los precios del paquete M. Office para empresas y sus precios oscilan entre 279 y 539 € por equipo y usuario… Si la empresa requiere unos 10 equipos estaríamos hablando de 2.790 a 5.390 €. Con una licencia de Windows para empresas añade 199.9 $ por equipo… El gasto informático se dispara cuando, realmente, las necesidades básicas de la mayoría de empresas se limitan a los paquetes de ofimática y poco más. La buena noticia es que existen alternativas: el software libre.

El software libre suele estar disponible gratuitamente, o al precio de coste de la distribución a través de otros medios. No significa que carezca de licencia sino que esta permite su distribución gratuita o bajo unas premisas que permiten el uso compartido sin coste. Sin embargo no hay que asociar “software libre” a “software gratuito”, aunque sí son precios sensiblemente más bajos que los que se corresponden con licencias privativas. La gran diferencia entre el Office y su versión libre, LibreOffice, es que el segundo se puede conseguir e instalar de manera gratuita, sin necesidad de comportamientos que bordean la legalidad vigente, como comprar una licencia y usarla en todos los equipos o incluso usar los programas en copias no autorizadas por su distribuidor, exponiendo a la empresa a la imposición de cuantiosas sanciones por vulneración de la ley de propiedad intelectual. 

Además del precio, las ventajas del software para la empresa son múltiples:

Evitan costes indirectos: las nuevas versiones de los programas no requieren cambiar de equipo, o soporte técnico de pago en la mayoría de los casos. Las distribuciones más grandes mantienen un LTS (Long Term Support), un soporte de unos 5 años que no te obliga a actualizar el sistema operativo. Esto se traduce en una mayor vida útil para los equipos sin que perjudique su funcionalidad.

Permiten una mayor selección de proveedores: hay muchas empresas gallegas que se dedican a la migración de software privativo a libre. Todas usan los mismos programas gratuitos y cobran por la instalación y por los cambios informáticos que se hagan. No hay que aceptar las condiciones abusivas de un único proveedor y se puede demandar formación en este sentido para que los empleados puedan utilizar estos sistemas en un breve periodo de tiempo, sin perjuicios para la empresa.

Comparten costes: el desarrollo de los programas de software libre de realiza por una enorme comunidad de programadores que continuamente trabajan en mejoras en el sistema y en nuevas funcionalidades.

Permiten personalizar el programa: el software libre se basa en que toda la información de un programa debe ser modificable y accesible. Si la empresa necesita una funcionalidad especifica que el programa no incluye, esta premisa permite que cualquier desarrollador con conocimientos técnicos suficientes pueda adaptarlo sin necesidad de pagarle a una empresa por los cambios que se introducen.

Dotan al sistema de mayor seguridad: aunque la seguridad informática absoluta no existe, el uso de soluciones de software libre demuestran día a día que ofrecen mayor garantía en este aspecto. Al tratarse de código accesible a la comunidad, es revisado por gran cantidad de usuarios mejorando la calidad del mismo.

Permiten la independencia tecnológica: no existe dependencia de ninguna plataforma técnica propietaria, sino que el software libre es una herramienta que se impulsa desde una comunidad libre de intereses comerciales o economicos y que permite a una empresa ser tambien libre.

La reticencia al uso del software libre dentro de las empresas va cediendo poco a poco. Las administraciones públicas están migrando al software libre, e incluso la Xunta de Galicia ofrece la posibilidad de conseguir una certificación oficial que acredite el conocimiento del software LibreOffice, que se tiene en cuenta en posibles concursos. El material didáctico está disponible en internet de forma gratuita y cualquier persona puede descargarlo y aprender a utilizar en profundidad este software, manejable y sencillo. Otro ejemplo de administración pública que ha apostado por el software libre es el Concello de Vigo que empezó con el proceso de migración en el año 2007.

Una vez que las empresas se atrevan a instalar Linux y a usar LibreOffice se darán cuenta de que el lobo no es tan fiero como lo pintan y la única cuestión que se plantearán es por qué no lo hicieron antes.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)