Publicidade

Ourense Termal


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Regulando los derechos de autor en el espacio único digital

PUBLICADO O 20 DE FEBREIRO DE 2019 · (0)



FUNDACIÓN GALICIA EUROPA · MARÍA GARCÍA MASEDA


El pasado septiembre de 2018, el pleno del Parlamento Europeo debatió y aprobó la polémica propuesta de Directiva sobre los derechos de autor en el Mercado Único Digital, lo que hace más factible su entrada en vigor en este año, tras la culminación del procedimiento legislativo. Los antecedentes de esta propuesta, que complementa a la Directiva 2010/13/UE de servicios de comunicación audiovisual, se encuentran en la Comunicación de la Comisión “Hacia un marco moderno y más europeo de los derechos de autor”, en la que se definen acciones concretas y una visión a largo plazo para modernizar las normas. Esta comunicación, fue impulsada a su vez por la Estrategia para el Mercado Único Digital adoptada en mayo de ese mismo año.

Viendo que grandes plataformas digitales se benefician del contenido difundido por la red, tanto de artistas como de editores de noticias y periodistas, la Comisión propuso en 2016 la mencionada Directiva sobre la regulación del copyright en el entorno digital para garantizar que los creadores de contenido vieran compensado su trabajo. El acicate para el desarrollo de esta directiva reside en el hecho de que hayan aparecido nuevos usos del espacio digital y las redes sociales, permitiendo el acceso a contenidos protegidos por copyright. Los objetivos generales son tanto armonizar la legislación europea en materia de derechos de autor, como facilitar el acceso transfronterizo a los contenidos publicados en la red y conservar el patrimonio cultural. Recoge, además, una serie de excepciones como son la autorización del uso y difusión digital de obras educativas, que no tengan fines comerciales.

Las cuestiones de la directiva que han desatado una mayor polémica se encuentran reflejadas en los artículos 11 y 13 del texto. Si bien en sus orígenes tenían un carácter más restrictivo, se han visto modificados para proteger a los titulares de derecho, evitando alterar en gran medida el funcionamiento de la red. Así, el artículo 11 versa sobre la creación de un nuevo derecho para proteger las publicaciones de prensa, de forma que las editoriales reciban una remuneración proporcional por su uso, lo cual no afectaría al uso privado y no comercial por parte de los usuarios individuales. Es decir, se trataría de una especie de Canon AEDE (tasa por anexar noticias) a nivel europeo, por el que se verían perjudicadas principalmente las plataformas agregadoras de noticias.

Por su parte, el artículo 13 se refiere a la imposición de medidas de control de contenido en las plataformas en línea, para garantizar que no se vulneran los derechos de autor. A pesar de que la mayoría ya poseen ciertos mecanismos de filtro sobre contenidos compartidos, la crítica a este artículo radica en que si son presionadas por la legislación, podría llevar a aplicar criterios más restrictivos, por lo que se podrían incluso llegar a bloquear equívocamente ciertos contenidos como las parodias o los análisis.

En suma, la compleja naturaleza del espacio digital hace que al aventurarse a su necesaria regulación peligren los principios de acceso a la información y libertad de expresión sobre los que se construye, siendo inevitable la generación de debate.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)