Publicidade

Ourense Termal


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Galicia ante la transición hacia una economía circular

PUBLICADO O 06 DE AGOSTO DE 2019 · (0)



FUNDACIÓN GALICIA EUROPA · CRISTINA DANS IGLESIAS


La transición de una economía lineal a una circular requiere de la participación de todos los actores implicados. La Unión Europea y, de forma especial, la Comisión Europea, ha actuado como agente acelerador del proceso a lo largo de la Presidencia de Juncker, labor que ha sido reconocida recientemente a través del premio “The Circulars 2019”, concedido por el Foro Económico Mundial.

El impulso ejercido por la Comisión se ha condensado en tres paquetes de medidas publicados en 2015, 2018 y 2019, respectivamente. Dentro del primer paquete de medidas se encontraba el Plan de Acción para la Economía Circular. En él, la economía circular se concibe como aquella en la cual el valor de los productos, materiales y recursos se mantiene en la economía durante el mayor tiempo posible, mientras que se minimiza la generación de residuos. Las 52 acciones contenidas en el Plan han sido completadas este año. Sin embargo, el círculo está todavía lejos de cerrarse. Como se indica en el informe sobre la aplicación del Plan de Acción para la Economía Circular, publicado este año, los materiales reciclados cubren, todavía, menos del 12 % de la demanda de materiales de la Unión Europea.

Aunque el marco que facilitará la transición hacia una economía circular ha sido desarrollado a nivel europeo, su implementación depende, en último lugar, de los actores estatales, regionales y locales. La Estrategia Española de Economía Circular, actualmente en elaboración, sentará las bases de la agenda nacional hasta 2030 y será desarrollada a través de planes de acción. A la redacción de la Estrategia ha contribuido un grupo de trabajo interautonómico creado en el marco de la Red de Autoridades Ambientales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y en cuya coordinación participa la Xunta de Galicia. Dada la relevancia de la cooperación administrativa en este ámbito, se ha planteado la continuidad de este grupo con el objetivo de identificar barreras, coordinar la actuación a nivel autonómico y compartir buenas prácticas.

Galicia integrará este marco europeo a través de la nueva Ley de residuos y suelos contaminados, cuya aprobación está prevista el próximo añoy la Estrategia Gallega de Economía Circular, que actualmente se encuentra en la última fase de tramitación. Esta última definirá, también con horizonte 2030, la hoja de ruta gallega. Como apunta Miguel Rodríguez Méndez, coordinador del equipo formado por investigadores de las tres universidades gallegas que ha colaborado con la Xunta en la redacción de la Estrategia, las distintas estrategias autonómicas responden a un mismo objetivo pero buscan, a su vez, adaptarse a las especificidades de cada autonomía. La Estrategia gallega contará, igualmente, con un plan de acción, metas e indicadores que definirán los objetivos a alcanzar. Junto a estos instrumentos jurídicos, la Xunta llevará a cabo acciones en áreas prioritarias, como la implantación de una red gallega para la preparación para la reutilización y reparación o la organización de jornadas de formación e información para gestores y productores de pilas, baterías y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

A pesar de los avances, la economía circular continúa siendo un objetivo en el horizonte. Para alcanzarlo, será crucial que la Unión Europea continúe actuando como agente impulsor, a la vez que los actores implicados inician, conjuntamente, su transición a nivel nacional, regional y local.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)