Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

El juego de las siete diferencias

PUBLICADO O 15 DE OUTUBRO DE 2019 · (0)



ERNESTO S. POMBO · PERIODISTA


Como en el pasatiempo de las siete diferencias que podemos hallar en las páginas de ocio de los periódicos, el panorama político nos ofrece el entretenimiento de descubrir las siete, o incluso más, desemejanzas que existen entre el día que Pedro Sánchez decidió ir a elecciones el 17 de septiembre y el próximo 10 de noviembre, fecha en la que se aclarará, nuevamente y por enésima vez, el destino de este país.

Porque todo es diferente. El panorama político difiere sensiblemente del que se podía aventurar en el momento de la convocatoria. Desde la presencia de Íñigo Errejón, con la que no se contaba, hasta los resultados de los sondeos. Que tampoco eran imaginables.

Porque efectivamente, las encuestas han dejado de ser favorables a socialistas, naranjas y morados. Y a medida que pasan los días, les son menos a los de Pedro Sánchez. De aproximarlos a la mayoría absoluta, cuando se realizó la convocatoria, han pasado a restarles hasta 17 diputados de los 123 que lograron el pasado 28 de abril. La euforia inicial se va diluyendo a medida que aparecen nuevos sondeos y, según cuentan, existe nerviosismo y preocupación entre algunos dirigentes de Ferraz por lo que les pueda ocurrir. Que poco o nada tiene que ver con el batacazo que puede sufrir Ciudadanos y Albert Rivera a quien se la vaticina un descanso de hasta cinco puntos, lo que le dejaría como cuarta e incluso quinta fuerza parlamentaria, empatada con Vox. Y bajando. Pero es que los bandazos de Rivera en los últimos meses y la foto de Colón, parecen haber calado en su electorado, gran parte del cual está dispuesto a regresar a las filas populares que es de donde partió, beneficiando así a Pablo Casado que es el que parece obtener un mayor rendimiento de la nueva convocatoria, de forma especial tras su nueva imagen y mensajes de moderación, pese al empeño de Díaz Ayuso por demostrar lo contrario.

Y, ¿a dónde van los desencantados de PSOE y Ciudadanos? Pues pudieran viajar hasta la abstención, que algunos analistas incrementan en hasta diez puntos y al nuevo proyecto de Más País, que lidera Íñigo Errejón y que dañará de forma especial los apoyos de socialistas de Unidas Podemos.

La irrupción de Errejón ha puesto de los nervios a Pablo Iglesias y a los suyos a los que las urnas ya vienen castigando de forma continuada. El que fuera su “hermano” se lanza al ruedo nacional, añadiendo una nueva opción al electorado de izquierdas, aunque ya anunció su decidido apoyo a un gobierno progresista, pero no a cualquier precio. La oferta va directamente dirigida a los votantes de UP que no compartieron la línea de Iglesias en la última investidura de Sánchez. Como ocurre con Rivera, algunas decisiones de Iglesias rompen la lógica y así lo entienden muchos de los que lo vienen respaldando desde sus inicios y que ahora pueden dejar de hacerlo.

La izquierda, pues, se presenta con diversas opciones; es decir, troceada, mientras la derecha puede alcanzar un acuerdo para llevar a cabo el proyecto de Casado de España Suma, al menos en algunas circunscripciones, por mucho que Rivera lo rechace, porque ya nos aprendimos que la palabra de Albert tiene una fecha de caducidad muy reducida.

Pero existen otros factores que desvirtúan el tablero respecto a la convocatoria. De forma especial la sentencia del procés y la forma en la que los independentistas la afronten. Porque los planes son de movilizaciones continuas por espacio de meses; de la paralización de Cataluña y de una resistencia pasiva. Y la forma en la que el Gobierno afronte las movilizaciones puede afectar al voto de muchos ciudadanos.

Como puede depender de la recesión, ya reconocida por la ministra Calviño, del Brexit y de las imposiciones arancelarias de Trump. Tres cuestiones de vital importancia para la economía de la sociedad española que, sin duda, van a afectarle especialmente. Y ya se sabe que al margen de ideologías y simpatías, el bolsillo resulta definitivo en el momento de elegir la papeleta.

Demasiadas diferencias, pues, respecto al día de la convocatoria. Descubrirlas es un juego tan entretenido como los que nos ofrecen las secciones de ocio y diversión de los periódicos.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)