Publicidade

R xullo 2020


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Objetivo: neutralidad climática para 2050

PUBLICADO O 10 DE FEBREIRO DE 2020 · (0)



FUNDACIÓN GALICIA EUROPA · ANA CRISTINA PéREZ MAROñO


El cambio climático ha dejado ver sus efectos en todas las esquinas del planeta, desde el acelerado deshielo de los glaciares en Groenlandia, hasta la ola de calor extremo que hemos sufrido este verano en Europa, pasando por el grave blanqueamiento de la Gran Barrera de Coral, los devastadores fuegos que ha sufrido California o la sequía que ha dejado a las Cataratas Victoria sin agua.

Galicia no es ajena a ver cómo sus bosques arden cada verano con más ferocidad, sus temperaturas medias aumentan cada año y las sequías se convierten en algo frecuente. Estos efectos son los que espera poder mitigar la Xunta con su Estrategia Gallega de Cambio Climático y Energía 2050, una hoja de ruta que se aprobó el pasado octubre para la que ya se ha redactado un Plan Regional Integrado de Energía y Clima 2019-2023 que ha identificado 170 medidas que permitirán ponerla en práctica mediante una inversión estimada de 1.250 millones de euros. Con cuatro bloques de actuación (mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, adaptación a los impactos del cambio climático, investigación de sus causas y efectos, y la dimensión social para conseguir una transición justa para todos los gallegos) pretende convertir a Galicia en una región climáticamente neutra de aquí a 2050, es decir, que alcance un equilibrio entre las emisiones y las absorciones de gases de efecto invernadero del propio medio natural.

La neutralidad climática para el año 2050 es un objetivo que también ansían alcanzar la Unión Europea y las Naciones Unidas. El pasado diciembre la COP 25, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 celebrada en Madrid tenía como objetivo principal lograr que los cerca de 200 países que participaban se comprometiesen a ser más ambiciosos en cuanto a sus compromisos de reducción de emisiones en el marco del Acuerdo de Paris. Los resultados, como suele ser habitual en foros, no fueron ni tan satisfactorios como se esperaba, ni tan tajantes como se necesita para limitar el aumento de la temperatura global a tan solo 1,5 ºC por encima de los niveles preindustriales, un objetivo que cada vez parece más irrealizable.

En 2018, la Comisión Europea, liderada en ese momento por Jean Claude Juncker, presentó ya una primera visión estratégica para una economía competitiva y neutra desde el punto de vista del clima de aquí a 2050 para cumplir con los compromisos del Acuerdo de Paris. La recientemente nombrada Comisión Europea, con Ursula von der Leyen al mando, ha aprovechado la cumbre de la ONU para presentar su ambicioso Pacto Verde Europeo cuyo objetivo es lograr que Europa sea el primer continente climáticamente neutro en 2050. Sin embargo, para que estas medidas se pongan en marcha, es necesario el acuerdo y el compromiso de todos los Estados miembros de la UE.

La lucha contra el cambio climático se está llevando a cabo desde todos los frentes: regional, nacional, europeo y mundial. Sin embargo, la lucha más imperiosa viene de la sociedad civil, que demanda medidas como la que la comunidad gallega está poniendo en marcha, porque el coste de no hacer nada es muy caro: nuestro futuro



Comentar








Enviar

Comentarios (0)