Publicidade

R xullo 2020


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Unas elecciones insólitas

PUBLICADO O 30 DE MAIO DE 2020 · (0)



ERNESTO S. POMBO · PERIODISTA


El presidente Núñez Feijóo anunció la celebración de las elecciones autonómicas para el próximo 12 de julio. En realidad no era necesario que lo hubiese hecho porque ya lo había adelantado el presidente vasco Íñigo Urkullo. En esto de convocar y desconvocar, Euskadi fue marcando el paso de Galicia. Lo hizo al convocarlas para el 5 de abril. Lo volvió a hacer al suspenderlas el 16 de marzo y nuevamente volvió a adelantarse al señalar la fecha que puede resultar definitiva.

Pero sea como fuere, lo cierto es que el próximo 12 de julio los gallegos estamos llamados a las urnas en una consulta que resulta insólita por motivos varios. Se celebrará con mascarillas, guantes, respetando los espacios protegidos y la distancia de seguridad, votanto probablemente por turnos, sin prácticamente mítines o con una reducidísima asistencia y con un país asustado e incrédulo ante lo que está viviendo. Y con lo que es peor, bajo la amenaza de una abstención que puede suponer un récord histórico en Galicia. Que ya es suponer. Los comicios del 12 de julio los celebraremos los gallegos y vascos, si es que se celebran, en un clima de absoluta excepcionalidad. Tanta como la que está marcando nuestras vidas en los últimos meses.

Y, sin embargo, al margen de los resultados que decidirán los próximos cuatro años de gobierno autonómico, la consulta presenta unos puntos de interés para los dos principales partidos de ámbito estatal. Aunque un tanto más para el PP que para los socialistas, que van a ser juzgados en el peor momento desde la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa.

Todos los sondeos –a excepción del CIS, naturalmente, que dispara las expectativas incluso por encima de las de antes de la crisis–, recogen el desgaste que la gestión de la pandemia ocasiona a los de Sánchez a nivel estatal; desgaste, por otra parte, del que tampoco se benefician las restantes fuerzas políticas. Así que bastante tienen los de Ferraz con quedarse como están. Sería todo un éxito. Aun así, el PSOE se juega más en Euskadi donde aspira a mantener el gobierno con el PNV, lo que no parece difícil, que en Galicia donde se antoja bastante alejado el sueño de un ejecutivo progresista que parecía al alcance de la mano hace unos meses.

Todo lo contrario le ocurre al PP. Es difícil pensar que no hubiese renunciado conscientemente a obtener en buen resultado en el Parlamento de Vitoria tras las dimisiones de destacados dirigentes y la inexplicable destitución del candidato Alfonso Alonso, semanas después de que Casado lo respaldara públicamente y se deshiciera en elogios de su buen hacer.

Pero lo que debe de preocupar sobremanera al presidente popular Pablo Casado y a su equipo son los resultados de Galicia, no tanto por la posibilidad de perder lo que sería la cuarta mayoría absoluta, sino por una victoria clara y contundente de Núñez Feijóo que vuelva a poner sobre el tapete la conveniencia de que se haga cargo del partido a nivel estatal. La ausencia de liderazgo, denunciada incluso por diferentes sectores del partido, no le benefician ante unos buenos resultados en Galicia.

Y es que, pese a las ocasiones desaprovechadas, la figura y la gestión del presidente gallego sigue siendo para muchos dirigentes, militantes y fieles, e incluso para sectores económicos, un valor que el partido ha de aprovechar antes o después. Además, de esta crisis del coronavirus sale Feijóo fortalecido, al haberse alejado de la estrategia de Casado y mostrado una actitud más conservadora y negociadora, en los momentos más críticos cuando el presidente estatal mantenía una actitud que hay que calificar cuando menos de enloquecida.

El presidente Feijóo sigue siendo una amenaza para Casado. En realidad nunca dejó de serlo. Y se hará más evidente si el 12 de julio logra un resultado desahogado. Porque si gana Núñez Feijóo no habrá ganado el PP. Ni lo habrá hecho Pablo Casado. Habrá ganado Núñez Feijóo.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)