Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Los eternos segundos

PUBLICADO O 09 DE XULLO DE 2020 · (0)



ERNESTO S. POMBO · PERIODISTA


Raymond Poulidor fue un ciclista francés de los años 60 y 70 del pasado siglo, que pasó a la historia como el eterno segundo. El título se lo ganó después de quedar tres veces en el segundo puesto del Tour de Francia y en otras numerosas pruebas. No había forma de que ganara.

De confirmarse los resultados que aportan los estudios demoscópicos, las elecciones autonómicas del 12-J servirán para dilucidar quien ocupa la segunda posición. Porque todo parece indicar que el ahora presidente Núñez Feijóo, con su PP escondido, repetirá victoria, incluso por una holgura mayor de la que ya dispone y haciéndose con su cuarto mandato. Si antes de producirse la pandemia, cuando ya se había realizado la convocatoria que hubo de ser anulada, parecía que cabía alguna posibilidad de arrancarle la mayoría, la gestión –o no gestión– de la pandemia, le otorgan una ventaja prácticamente imposible de neutralizar.

Lo que no tienen claro las encuestas es qué fuerza política ocupará la segunda posición. La mayoría coincide en que será el PSdG con su candidato Gonzalo Caballero, aunque con el BNG y Ana Pontón pisándole los talones hasta el extremo de que algunos estudios la colocan como segunda fuerza, a la espera de lo que decidan en los últimos días los indecisos.

Sea como fuere, y con la victoria de Feijóo tan clara que hasta un dirigente socialista se permitió decir en público que “está todo el pescado vendido”, lo que van a aclararnos las urnas es quién ocupará la segunda plaza. E, inevitablemente, habrá que volver a hablar, como en el caso de Poulidor, de eterno segundo o mejor, de eternos segundos.

Y es que la continuidad es un mérito a la hora de ser juzgado por los ciudadanos. Y así, Núñez Feijóo se ha medido con cuatro aspirantes del PSOE, uno por convocatoria; tres del BNG y otros tantos de la alianza de Podemos y los seguidores de Xosé Manuel Beiras, en sus cuatro convocatorias como candidato del PP. Otro dato relevante. Desde el año 1981, los populares presentaron tres candidatos en Galicia, que fueron Fernández Albor, Manuel Fraga y el propio Núñez Feijóo, por ocho del PSOE y cinco del BNG.

Y este es uno de los motivos por lo que Feijóo y los suyos pueden hablar de estabilidad y continuidad. Mientras elección tras elección, las demás fuerzas buscan un candidato y amañan escisiones, los populares, y mientras el viaje del actual presidente a Génova 13 no sea viable, seguirán manteniéndolo al frente de su proyecto.

Pero es que, además, la percepción que el electorado tiene de la realidad gallega y de la gestión de Núñez Feijóo no parece guardar relación con la situación real, a juzgar por los datos de la última década. El PIB cayó 8 puntos, como cayeron el peso de la economía y del empleo gallegos en España y la creación de empresas, mientras el paro, de forma especial el paro juvenil, continúa disparado, entre otros indicadores. A Galicia, la OCDE le ha señalado tareas para mejorar el empleo, la renta media o la educación. Y otro dato más. En torno al 25 %, unos 630.000 gallegos viven en riesgo de pobreza o exclusión social y aun se desconocen los estragos que la pandemia puede estar haciendo.

Pero la opinión de los gallegos poco o nada tiene que ver con esta situación, según el último sondeo del CIS, el de José Félix Tezanos. Los gallegos valoran muy positivamente la situación actual del país e incluso mejor la gestión de Núñez Feijóo. Así tenemos que el 46,7 % cree buena o muy buena la situación general de Galicia, frente al 12,2 % que la considera mala o muy mala, aunque respecto a si está mejor o peor que hace cuatro años, el 22 % dice que mejor o mucho mejor; el 38,7 %, igual y el 35 %, peor. Pero en cuanto a la gestión de la Xunta, el 50,5 % cree que es buena o muy buena; el 30,3 % regular y el 15,2 % que mala o muy mala. Y respecto al actual presidente y candidato popular, el 57,4 % asegura que su gestión fue buena o muy buena; el 23,1 % la considera regular y el 15,8 % que mala o muy mala.

Así pues, los comicios del 12-J pasarán a la historia por ser los del coronavirus. Y puede que también por definir si los eternos segundos pasan a ser primeros, cuestión poco probable, o si les ocurre como Poulidor: que no están para ganar carreras.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)