Publicidade

Cluster


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

“Estamos en una situación crítica, muy profunda y con muchas dificultades”



PUBLICADO O 11 DE NOVEMBRO DE 2010 · (0)




La afiliación a la Seguridad Social bajó en octubre mientras el número de parados continúa subiendo. Parece que los datos optimistas de la EPA no eran la confirmación de una tendencia de creación de empleo.

No, para nada; no estamos en una tendencia de creación de empleo porque no estamos en una tendencia de crecimiento de la economía. Lo que crea empleo es la economía y si esta no crece es muy difícil que aumente el empleo. Y en particular debe crecer la economía española que, por el tipo de empleo que generamos aquí, necesita una tasa de crecimiento todavía más alta que el resto de Europa. Y esto no está pasando, así que no hay esa tendencia optimista; es una mala noticia pero, efectivamente, estamos en una situación crítica, muy profunda y con muchas dificultades.

 

¿Hay demasiada dependencia del sector servicios en nuestro país, teniendo en cuenta que cuando mejora la situación es fruto del empleo estacional pero industria, construcción y agricultura continúan perdiendo trabajadores sin remisión?

Todas las economías de los países desarrollados tienen esta dependencia y esto, en sí, no tiene por qué ser malo. Lo que es malo es que nosotros no consigamos fortalecer  otros sectores y que no consigamos producir cosas que se puedan vender dentro, y sobre todo fuera, del país. Yo creo que este es el gran problema de la economía española; tenemos una balanza comercial muy negativa, a pesar de que el sector servicios nos salva algo.

 

A la vista de esto, parece que la polémica cuestión de la reforma laboral es un tema menor.

Lo que ocurre en España es que no hay un plan y se están tratando los síntomas como si fueran una enfermedad. Las empresas creen que reduciendo los precios van a ser competitivas, y es verdad, pero eso no soluciona el problema real y parece que todo lo que se está proponiendo son remiendos que no dan soluciones y que, además, generan mucha reactividad social porque la gente no ve un plan sistémico. Estas cosas no tienen sentido a no ser que se hagan bien sistematizadas y mejor explicadas.

 

¿Habla de tomar decisiones mucho más drásticas?

Es que todo el mundo sabe que hay que tomar medidas drásticas, en términos fiscales, por ejemplo, porque no podemos mantener lo que tenemos, con las familias, las empresas y las administraciones totalmente endeudadas. Por tanto el ajuste fiscal todo el mundo sabe que se va a hacer, pero la gente quiere saber qué va a pasar después de eso. Uno soporta un tratamiento fuerte si el médico garantiza un alto porcentaje de curación al final. Pero aquí no lo hay, por eso la gente no confía y no está dispuesta a hacer sacrificios.

 

¿No debería ser esa la gran asignatura de los sindicatos?

Los sindicatos algún error habrán cometido, como las patronales, como los bancos, como los gobiernos... pero lo malo es una sociedad que tiende a la desligitimación de las sociedades que creó, y esta es la idea que estamos transmitiendo fuera del país: que no creemos en nosotros mismos, y esto está empeorando la propia crisis.

 

(Extracto de la entrevista completa, que se podrá leer en el número de diciembre de Eco)



Comentar noticia








Enviar

Comentarios (0)