Publicidade

Ourense Termal


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

“Arriva aspira a convertirse en el operador privado de movilidad más grande de España”



TERESA ROCAMONDE · PUBLICADO O 17 DE XULLO DE 2018 · (0)




Juan Ignacio García de Miguel es CEO de Arriva, filial de la alemana Deutsche Bahn es la principal proveedora de servicios de autobús en el norte de Galicia, donde transportan más de 5 millones de pasajeros cada año y más de 10.000 escolares cada día. Con este bagaje, Arriva se propone romper el monopolio de Renfe con una línea de tren que conecte Galicia y Portugal. Si todo sale bien, el próximo año podremos viajar entre A Coruña y Oporto en menos de 3 horas en el primer servicio ferroviario de España explotado por un operador privado.

Se preveía que antes del verano hubiera ya noticias sobre la posibilidad de dar este servicio de ferrocarril. ¿Cómo están los trámites?

Nosotros lanzamos la petición a la reguladora, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para poder operar este servicio internacional el año que viene y hay dos pasos previos a la autorización: en primer lugar, certificar que el servicio propuesto es una línea internacional, lo que se llama prueba de objetivo principal que, aparentemente, se ha consolidado porque no nos consta que haya alegaciones de ningún actor, ni de Renfe ni de Adif. Y ahora falta la prueba de equilibrio económico, porque como también vamos a operar en el ámbito nacional, es decir, cogemos y dejamos pasajeros en el tramo gallego, hay que comprobar que esto no afecte al equilibrio económico-financiero de la obligación de servicio público que presta Renfe. Y en esto estamos.

¿Pero estiman estar listos para principios del próximo año?

Si, a partir de la resolución de la CNMC –que yo creo que saldrá estos días– hay un plazo de cuatro semanas para la prueba de equilibrio económico así que estoy seguro de que estará todo listo para comenzar a operar el próximo año.

¿Arriva Spain Rail se ha creado con el objetivo de esta posible concesión?

El mercado ferroviario en España, de acuerdo a la normativa europea, se liberalizará a partir de 2020. Con objetivo de atender ese mercado y ofrecer nuevas alternativas de servicio, creamos Arriva Spain Rail. El mercado ofrece ya algunas oportunidades liberalizadas, como líneas turísticas e internacionales, y nuestra intención es proponer nuevos servicios donde consideramos que se puede incrementar la demanda de viajeros, generando negocio ferroviario

Entiendo que se han hechos cálculos de la rentabilidad. ¿Por que no ofrecen esta línea Renfe y Comboios de Portugal? ¿Por qué esta apuesta tan clara de Arriva, cuál será su valor diferencial?

Tendrían que responder Renfe y Comboios, pero yo creo creo que nuestra implantación en ambas zonas como transportistas de viajeros por carretera nos ofrece importantes sinergias. Nosotros estamos muy asentados tanto en el norte de Galicia como de Portugal y esa intermodalidad que podemos ofrecer no la tienen Renfe ni Comboios, es un valor que podemos añadir nosotros como operador privado. Además, nuestra propuesta de material móvil –más moderno que los servicios existentes– nos permite aspirar a incrementar la demanda y a ofrecer un servicio rentable.

¿Por tanto esta línea A Coruña-Porto estaría apoyada por servicios de transporte por carretera?

Si. Como empresa líder en el sector del transporte de viajeros por carretera podemos ofrecer unos servicios multimodales de altísima calidad y aprovechar sinergias entre los servicios que prestamos actualmente y esa nueva línea que queremos poner en marcha. El ferrocarril es un medio de transporte rígido lo que impide a muchos pasajeros utilizarlo, porque no tienen acceso a una estación. Nosotros, a través del autobús, podemos llevarlos a las estaciones y dotar de demanda a esta línea que proponemos.

¿Tienen una estimación de pasajeros para esa línea?

En los estudios de mercado que hemos hecho calculábamos, en el peor escenario, algo más de 800.000 pasajeros anuales y en el mejor de los casos casi el doble.

¿Qué trenes se usarían? ¿Los mismos que la ruta actual Vigo-Oporto?

Es pronto todavía para definir esto. Siempre habría la posibilidad de alquilar material rodante a Renfe si ellos lo disponen pero hay muchas otras opciones para conseguir trenes que den la velocidad que planteamos. Adoptaríamos un enfoque competitivo para la licitación potenciado con nuestra gran experiencia en Europa. Nuestro objetivo principal es ofrecer a los clientes la mejor calidad-precio.

¿Han hablado con la administración o con empresarios al respecto? ¿Cómo lo ven?

Por el momento hemos informado a las administraciones y la reacción ha sido buena, al igual que RENFE y la CNMC. En función de cómo evolucione nuestra petición iremos contactando con todos los interesados en este servicio, incluyendo los actores portugueses, por supuesto. Hemos sido contactados por la Asociación Eixo Atlántico, con la que mantendremos reuniones en fechas próximas, de cara a analizar conjuntamente la viabilidad del servicio, y las opciones de incrementar el número de viajeros que actualmente utilizan los servicios existentes.

¿Cuál sería la mayor complejidad a la que tendrían que hacer frente a efectos de gestión?

El mayor problema es que estamos ante algo totalmente novedoso, ya que al tratarse de un mercado cerrado, que no está liberalizado, ningún operador privado ha hecho esto antes. Pero es un proyecto apasionante, lleno de retos donde nos sentimos respaldados por la experiencia y logros de un grupo como es DB.

(Extracto de la entrevista publicada en el número 326 – julio 2018)



Comentar noticia








Enviar

Comentarios (0)