Publicidade

Ourense Termal


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

“El americano medio ha pasado de ser un niño de primaria a un adolescente rebelde que pide a gritos un cambio”



TERESA ROCAMONDE · PUBLICADO O 23 DE NOVEMBRO DE 2016 · (0)




Javier González cruzó el Atlántico hace cuatro años para instalarse en Miami, donde ha logrado hacerse un hueco en la potente industria audiovisual desempeñando, entre otros cargos, el de director de Producción multiplataforma de Telemundo, la cuarta cadena de televisión de mayor audiencia en Estados Unidos. Desde Florida –uno de los estados que dio la victoria a Trump– este compostelano nos cuenta cómo se está viviendo el resultado electoral.

¿Se esperaba la noticia de la victoria o fue realmente una sorpresa?

Alguna gente lo predecía pero fue realmente una sorpresa. En mi caso viví la experiencia de cruzar el país en coche poco antes de las elecciones y la inmensidad de carteles de apoyo a Trump que se veían en las casas particulares resultaba realmente aterrador. Pero aun ante ese panorama era muy difícil creer que existía la mínima posibilidad de que un personaje salido de una comedia esperpéntica pudiese alcanzar la victoria en un país tan conservador.

La victoria en Florida es además muy significativa, ¿a qué crees que se debe?

Florida es un estado muy especial, pero la victoria se debe principalmente a que el Partido Demócrata tiene un problema grande de liderazgo y desconexión con los ciudadanos. No es normal que la mujer de un expresidente sea la candidata, al igual que en España es ridículo que Ana Botella esté en política. La victoria, tanto en Florida como en el país entero, se debe a que la sociedad americana ya no se cree la ilusión de que los políticos son seres ejemplares, que no mienten a la nación, por eso da igual que Donald Trump diga que puede disparar a alguien en la calle y que nada le pasaría por ello. La pérdida de la inocencia hace que posturas más radicales triunfen; el americano medio ha pasado de ser un niño de primaria a convertirse en un adolescente rebelde que pide a gritos un cambio.

¿Hay preocupación entre los gallegos/españoles que trabajáis ahí?

Ninguna. Los españoles en general, y gallegos más todavía, estamos acostumbrados a cambios de regímenes y a disparates políticos en toda América Latina y España, esto no es nada nuevo. Lo peor que puede pasar es que Estados Unidos pierda su liderazgo mundial, que lleva ya años en declive. Pero donde hay crisis siempre hay oportunidad.

¿Y entre el resto de colectivos: cubanos, mexicanos…? ¿Es diferente la percepción?

La comunidad cubana en Florida ha sido siempre republicana, por el hecho de ser anticastristas. Otras comunidades como la venezolana también ha criticado a Obama por no ser suficientemente duro con el chavismo. La comunidad mexicana, que no es tan grande en Florida, sí se nota más defraudada con el resultado. En general, los latinos se avergüenzan de las palabras de Trump, pero no todos están en desacuerdo con la idea de un cambio que genere empleo y trate la nación como una empresa.

¿Creéis que será aún más difícil trabajar en EE. UU. a partir de ahora?

Depende de la industria. Algunas, como la tecnológica, van a sufrir más. Los efectos del cambio climático van a ser más severos y Florida es uno de los estados que más lo va a sufrir, pero la preocupación a nivel empresarial no es latente todavía. El turismo, los servicios y la banca parecen mantenerse igual, a la espera de ver cuáles son realmente los cambios.

Y en las relaciones comerciales. Crees que puede afectar a las exportaciones o la internacionalización que tanto se está promoviendo desde aquí?

La sensación es que va a afectar más a otros países que a España, porque realmente España no produce petróleo ni ha sido responsable de la fuga de industria como sí lo pueden haber sido China o México…

En general, ¿qué percepción hay ahora mismo, una vez asimilada la noticia?

La sensación, ahora mismo, es como de calma antes de la tormenta. Al ser final del año –y en espera de lo que pueda pasar durante los próximos cuatro–, nadie quiere arriesgar mucho. 

(Esta entrevista forma parte del A Fondo del número 307 de ECO, que tratará sobre las repercusiones que podría tener para Galicia la victoria de Trump en EE.UU.)



Comentar noticia








Enviar

Comentarios (0)